24 de agosto de 2009

Volviendo al Medioevo

En un flash back vayamos al pasado remoto. Imaginemos un castillo medieval, la elevación de las catedrales góticas, el tremendismo en las imágenes de los santos y los mártires, las vírgenes, ángeles y arcángeles, gárgolas con sus amplias gamas de demonios, todos ocupando desde estratégicas posiciones la mirada del hombre. El medioevo estaba dominado por el mundo de las imágenes, el anzuelo de la fe tan bien lanzado por el régimen eclesiástico de ese entonces, que mantenía a raya el control del pensamiento, a menos en su forma visual. Ritos, ceremonias y reliquias sagradas tomaron el control de los sentidos y llenaron muchas mentes de imágenes a fuerza de vaciarlas de reflexión.
Dicen algunos estudiosos, como el famoso escritor y semiólogo italiano Umberto Eco, que estamos volviendo al medioevo. El mundo de la imagen otra vez ha ganado espacio. ¿Y por qué medio nos hemos vuelto medioevistas? La trascendencia de nuestro tiempo pasa por mirar. Desarrollar la imagen con un vuelo jamás antes medido es el objetivo que impera. Lo podemos constatar en la proliferación de los efectos especiales, en la preocupación desmedida por la belleza perfecta de los cuerpos, la gigantografía, los realytis shows, las relaciones virtuales que están tan de moda. Vivimos en un mundo donde la apariencia (la imagen), gana todos los terrenos de manera nunca vista. Eco, en su tesis, formula un paralelismo entre las imágenes de cristo, vírgenes, apariciones y santos, con las imágenes virtuales de la computadora, del cine, de la televisión, de la relación virtual por medio de Internet. Alega que así como el monje estaba aislado con el conocimiento, lo mismo sucede con el hombre de hoy día en su aislamiento con la computadora. Otra vez volvemos a la elitización del conocimiento, al predominio de la imagen sobre el pensamiento, y compara a los monumentales shopinggs, con las grandes catedrales donde se desarrollaba la trascendencia de la vida, como se desarrolla ahora en los centros comerciales que ofrecen a la vista todo cuanto el hombre pueda necesitar ¿Y qué es lo que consumimos sino son imágenes? Parece que ya no existiera interés por la vida interior, hay un rechazo absoluto y temerario por la soledad, como si esta no fuera sanadora y reparadora, como si la soledad no permitiera conclusiones. Es que al aislarnos nos vemos obligados a vernos a nosotros mismos y como nos desconocemos tanto, nos causa temor y confusión. Entonces el bombardeo de las imágenes nos avasalla, nos permite olvidarnos de que tenemos otras necesidades, como la de cerrar los ojos y vernos por dentro. No estamos reparando en lo que sacrificamos a cambio. Sacrificamos nuestra verdadera naturaleza, la experiencia de vivir en lugar de ver. Nos conformamos con la vida de los otros a través de la televisión. Confundimos la sensación, alterándola hasta el punto de convertirla en sensacionalismo. Perdimos la capacidad de observar a la naturaleza como un misterio, la naturaleza de afuera y la interior.
¿Acaso el efecto final de tanta convulsión pasando a través de los ojos no es de cansancio, de hastío y otra vez de aislamiento? ¿Podremos volver a darnos cuenta de que lo que nos libera y nos realiza proviene del contacto tangible y real? La inteligencia se desarrolla con una mente observadora y despejada, fresca e intuitiva, que se esfuerza por encontrar soluciones y no por narcotizarse a través de los ojos. Entonces, ¿qué sucede estando a solas que nos atemoriza tanto? ¿Por qué cuando estamos frente a frente, cara a cara con alguien más, no sabemos qué decirle o no nos atrevemos a hablarle, cuando sí se nos ocurren un montón de absurdidades chateando por Internet? Cuando la experiencia es real, la sensación gana carácter sobre los ojos y el hilo de la comunicación es tan fuerte y tan lleno de energía que nos asusta, tan desacostumbrados estamos.
No podemos parar el sistema, pero, basta con elegir entre abrir los ojos para ver lo inmediato sobre nuestra nariz o cerrarlos para ver un poco más lejos y darle un valor más justo a nuestras vidas y advertir que el cambio sea, en lugar de sensacionalismo, sentido.
Por irina ráfols

20 de agosto de 2009

Plantel Docente 2009


Los Formadores de los Arquitectos del Futuro, con Calidad Ciencia y Cultura.
El cuerpo docente esta conformado por los periodistas y publicistas mas destacados de nuestro país

19 de agosto de 2009

Don Humberto Rubin Profesor Honorario en Comunicación



Profesor Dr. Juan Manuel Marcos, Rector y Decano de la Facultad de Educción y el Director de Radio Ñanduti Don Humberto Rubin, en la ceremonia donde fue investido como Profesor Honorario de la Carrera de Periodismo.

PadreTrento Profesor de Etica y Deontología de UNINORTE lanzó libro sobre Chiquitos


El libro “Los templos jesuíticos de Chiquitos”, del padre Aldo Trento, fue presentado ayer al mediodía en el Centro Cultural de la República “El Cabildo”.

El trabajo de investigación en 138 páginas presenta más de doscientas fotos y textos referidos a las reducciones de la Chiquitanía, Bolivia, que formaban parte de la provincia de Paracuaria, en los años de la colonización de los jesuitas.

El libro incluye también las cartas de Martin Schmid, fundador, arquitecto, musicólogo, evangelizador, padre y hermano de los chiquitanos. Las mismas fueron enviadas a Europa, a los superiores, amigos y familiares, y ofrecen un testimonio su fe.

El libro ha sido editado por la parroquia San Rafael, que está a cargo de Trento. Está dedicado al vicepresidente de la República, Federico Franco, “por haber proclamado con aguda sabiduría e inteligencia el 2009 como año de interés nacional”, según reza la dedicatoria.

Franco estuvo presente en el acto del lanzamiento junto a los presentadores del libro -el rector de la Universidad del Norte Juan Manuel Marcos y el doctor Fernando Pfannl-, y el autor del libro, quien es profesor de ética y deontología de la carrera de Periodismo de la Facultad de Educación y Ciencias Humanas de UniNorte.

En el acto actuaron la soprano de la ópera de UniNorte Rebecca Arramendi y una agrupación de cámara conformada por integrantes de la orquesta universitaria, dirigida por el maestro Diego Sánchez Haase. Interpretaron obras del Archivo Musical de Chiquitos, y que forma parte del disco “Sonatas Chiquitanas”.

17 de agosto de 2009

Domingos 11:30 hs
Red Guaraní
Visite el sitio web de la Universidad del Norte

Publicidad

La Licenciatura en Publicidad ha experimentado una profunda reforma curricular. La misma se ha trasladado de la Facultad de Administración y Ciencias Empresariales, que la albergó diez años, con un enfoque gerencial, a la Facultad de Educación y Ciencias Humanas.

Esta carrera cuenta con una malla curricular acorde a las exigencias del mercado laboral y de la acreditación a nivel Mercosur.

El egresado de la carrera de Publicidad cuenta con una sólida base científica para enfrentar su quehacer profesional con criterio, talento, conocimientos y con la capacidad necesaria para una permanente reflexión en torno a su ámbito laboral, altamente competitivo.

El entendimiento global de las nuevas tecnologías al servicio del área comunicacional y persuasiva aportan al egresado una visión integral para entender, analizar y planificar todo tipo de proyectos y desempeño publicitario.

De esta forma el profesional publicista posee las condiciones para participar de forma dinámica y creativa en el mundo de las agencias de publicidad, como así también en los medios de comunicación tradicionales.

La carrera de Publicidad, así como la de Periodismo, ofrece a los educandos un ambiente de estudio creativo y estimulante, y una infraestructura de punta en laboratorios y talleres propios.

La Universidad del Norte, consciente de la importancia social y cultural de esta profesión, promociona los aranceles más accesibles de nuestro medio.

La Universidad puede introducir modificaciones a este Plan de Estudios por motivos curriculares o de organización.

Otras carreras de la Facultad de Educación

Educación
Periodismo

Juan de Salazar 551 e/ Perú y Boquerón. Tel: 212971 - www.uninorte.edu.py
La Licenciatura en Periodismo tiene una duración de cuatro años. Está ceñida a un currículum acorde a la necesidad de formación del comunicador, a las exigencias del mercado laboral y de la acreditación a nivel Mercosur.

Tres razones determinan el posicionamiento de la carrera en un sitial privilegiado dentro de nuestro círculo universitario:

a) Su plantel de profesores, integrado en su mayoría por profesionales que se destacan en el ámbito de la prensa escrita, la radio y la televisión, con grados académicos cursados en prestigiosas universidades extranjeras.

b) El alumnado, que ha logrado albergar a emprendedores y creativos comunicadores jóvenes que se están desempeñando satisfactoriamente en medios masivos locales.

c) Su enseñanza eminentemente práctica, basada en laboratorios de radio, televisión y prensa escrita de avanzada tecnología, montados con el asesoramiento de una de las más renombradas escuelas de periodismo de Chile, la Universidad Diego Portales, con la que la Universidad del Norte tiene relacionamiento avalado por un convenio firmado entre ambas instituciones.

En los talleres se adiestra al alumno con métodos aplicados a las diferentes áreas de la comunicación, así también el mismo tendrá la posibilidad de acceder a un sistema de pasantías en importantes medios masivos, con los cuales la Universidad del Norte ha establecido convenios de cooperación académica.

El profesional que egresa de nuestra casa de estudios, aparte de comprometerse a asumir una actitud ética para la defensa y promoción de la verdad, reúne los conocimientos teóricos y prácticos para el manejo de las distintas técnicas periodísticas empleadas en los medios de comunicación social.

Un ejemplo de la dinámica que ha adquirido la carrera de Periodismo es el co-auspicio, con el Sindicato de Periodistas del Paraguay, de paneles y conferencias con expertos internacionales, ofrecidos anualmente en la especialidad de Comunicación.

Además la carrera explora otros campos de la Comunicación Social, como ser: asesoría de empresas, planificación de medios, periodismo institucional, etc., con el propósito de dotar al futuro profesional, a través de un programa de capacitación integrado, la posibilidad de acceder a nuevos terrenos laborales.

La Universidad puede introducir modificaciones a este Plan de Estudios por motivos curriculares o de organización.